A cada perro su bozal

A cada perro su bozal

¿QUE BOZAL ES MEJOR PARA MI PERRO?

Elegir correctamente el bozal que va a utilizar nuestro perro es fundamental para que se adapte a él favorablemente y esté predispuesto a llevarlo sin mostrar estrés o ansiedad. En algunos casos, especialmente en los perros que deben llevarlo obligatoriamente por ley, es recomendable conocer las características de cada tipo y material para elegirlo adecuadamente.

El bozal ideal un perro es aquel que le queda bien (ergonómicamente hablando), es ligero, cómodo y resistente. Por otro lado debe ser lo suficientemente seguro para evitar que tu perro pueda quitárselo. Debe ser fácil de limpiar, fácil de poner y quitar por el dueño. La función principal del bozal es evitar que el perro pueda morder sin dificultarle respirar libremente.

Bozal de nylon o de tela

El bozal de tiras de nylon o tela mantienen la boca del perro completamente cerrada, por lo que le impide morder, comer, beber ni ladrar. Deben ser utilizados durante un corto periodo de tiempo ya que no permite jadear a los perros que los llevan puestos. Es indicado por ejemplo cuando tiene visita al veterinario. Por esta misma razón (el jadeo), tampoco son recomendables en días muy calurosos ni cuando el animal va a realizar ejercicio físico.

Bozal Nylon

Bozal de cesta o rejilla

Este es sin duda el bozal preferido para el perro y lo encontramos en una gran diversidad de formas, tamaños y materiales. A diferencia del anterior, éste permite a nuestro perro jadear, comer y beber. Se hace imprescindible si el uso del bozal va a ser regular y por largos periodos de tiempo como es el caso de las razas que son catalogadas potencialmente peligrosas, aunque no sean animales agresivos. Estos perros deben salir a la calle con bozal de forma permanente, dado que la ley así lo estipula, al menos en España. Así, Razas como el Akita, el Rottweiler, el American Stanford ShireTerrier, etc. se ven obligadas, sea el perro agresivo o no, a llevar bozal siempre que salgan a la calle.

Bozal rejilla

Bozal anti-tiro

Estos bozales no privan al perro de libertad de movimientos con la boca y deben ir siempre acompañados de una correa. Se utilizan de forma general para captar la atención del perro mediante leves tirones de correa. Solamente deben utilizarlo personas experimentadas puesto que es un elemento que mal utilizado es molesto para el perro.

La función más importante de un bozal para perros es evitar que un perro muerda a una persona. Para ello, el bozal tiene que cubrir con seguridad la boca del perro y que no sea fácil de sacar con las patas. Esto hace que el tamaño sea el aspecto más importante a considerar. La mordaza debe quedar ajustada al hocico del perro, pero sin que le apriete ni le haga rozaduras.

Copyright Kirocan. Todos los derechos reservados. Diseño Mediaelx